Tuesday, February 07, 2006

Claridad mental versus inteligencia emocional



Avanzan las vacaciones...ya las vitrinas muestran todo tipo de ropa y útiles escolares, los padres empiezan a ponerse ansiosos, algunos enfurecidos como si alguien tuviese la culpa de que llegue marzo. La concentración en los paseos veraniegos ha sido reemplazada por la preocupación escolar.

Es una breve reflexión ...nuestros alumnos y alumnas ya cargan con factores emocionales, ya cargan culpas por haber interrumpido las vacaciones familiares ¿han escuchado o leído que los factores emocionales tienen impacto negativo sobre la claridad mental y por supuesto, sobre los procesos de aprendizaje?...luego evaluación diagnóstica...Y, en la medida en que estemos motivados por sentimientos de entusiasmo y placer por lo que tenemos que hacer, esos sentimientos nos conducirán a los logros que queremos.

¿será ésta la situación emocional de los niños y niñas que llenarán de alegría las solitarias escuelas chilenas una vez que terminen las vacaciones?

4 comments:

Juan Carlos Araya A said...

Isabel
Ya se van las vacaciones , tambien para nosotros, que alegría ver a una colega que se presenta orgullosa como Prof Normalista, yo también formo parte de ese grupo soy de última promoción de profesores que entregó la gran Normal José Abelardo Nuñez, promoción 1973.
Creo que a traves de Educándonos podemos intercambiar muchas ideas y recursos educativos.
Que este año se presente exiotoso para tí y todos los profesores que luchamos por dignificar nuestro quehacer

Guillermo Rojas Iribarren said...

Entre a clases al Postítulo me ha ido bien, el miercoles tengo prueba, saludos Mamaaaa, postea algo.
Te quiero.

J. Molina said...

Creo en aquello de que venimos a este mundo a aprender por medio de diferentes formas, una de ellas me parece serian los factores emocionales, en efecto, que malo tiene que algún niño pueda cargar con una culpa de haber interrumpido las vacaciones familiares si estos (La familia) se encargara de que este niño comprendiera y tuviera la comprención de parte de la familia de que esa interrupción es valiosa por que comienza la etapa escolar muy necesaria para que el niño cuando sea grande pueda ser una persona educada, culta, inteligente, importante, etc. etc.
Es decir, la carga emocional no es mala si tenémos la fortuna de contar con los mayores que orientarán correctamente el por qué de las cosas, ¿No le parece?

Isabel Iribarren said...

TOTALMENTE DE ACUERDO PERO QUE PASA CON LA GRAN CANTIDAD DE NIÑOS Y NIÑAS DE NUESTRAS ESCUELAS MUNICIPALES QUE NO TIENEN LOS MAYORES QUE LOS ORIENTEN?